Aqui pondré opiniones mias y chistes, para alegrar la visita que hagan al blog…procurando no ofender…y cualquier opinión será mas que bienvenida.

Entradas etiquetadas como ‘arnulfo perez h’

María del Carmen Pérez H Castillo

No es para echar limón en la herida ni en la llaga… buscando algunos documentos, encontré esto sobre mi tía María del Carmen Pérez H y Castillo, hija de mi tío abuelo Dn. Arnulfo Pérez H y mi tía abuela Emilia Castillo…como muestra que sí que existía mi tía con esos apellidos. Tengo por ahí una carta que encontré… pero que la postearé más tarde porque no recuerdo donde la puse… enviada por Dn. Arnulfo a mi madre unos días antes de que se casara ella en 1960 con mi padre (no es la carta que yo conocía pero apareció otra, que es la que me refiero), enviada cuando andaba trabajando por Hermosillo, Sonora en ese año. Esto lo encontré en mi viaje relámpago que acabo de hacer a México tras accidentarse mi papá. Sólo lo posteo o publico para saber mas sobre mi tío abuelo… y para los que me han criticado e insultado en este blog, vean que no miento, y el porqué de mi interés en saber mas sobre el tío abuelo (y les reitero que no tengo ningún interés en sacarles bienes del tío ni herencias ni nada por el estilo). Lo del recorte del periódico, es cuando a mi tía la nombraron Magistrada en el Tribunal Unitario del Quinto Circuito en 1977 tras su paso veloz por la Suprema Corte de Justicia en la Cd. de México (hace casi 40 años). Anexo una foto que hice a un libro jurídico-filosófico escrito por mi tía en 1954.

Saludos, GZ

Anuncios

Anécdota de Arnulfo Pérez H y Pascual Ortíz Rubio

Hoy en la oficina, atendí en ventanilla a un bisnieto del ex presidente mexicano Pascual Ortíz Rubio el cual estuvo solo dos años con tal cargo: Entre 1930 y 1932. 

Bueno, esto viene a cuento, y como acaba de pasar el día 4 de noviembre el segundo aniversario de la muerte de mi madre, me acordé de una anécdota que me contaba mi madre sobre Dn. Arnulfo Pérez-H, quien en sus tarjetas de presentación, ponía toda esta letanía o leyenda: “Arnulfo Pérez H., Oficial Mayor de la Secretaría de Agricultura, Miembro del Congreso Federal, Miembro del Partido Nacional Revolucionario, Enemigo Personal de Dios”.

Y preguntarán ¿qué tiene que ver esto con mi familia? Que don Arnulfo, se casó con mi tía materna (hermana de mi abuela materna) Dña. Emilia Castillo García y pese a ser ella muy católica y religiosa, Dn. Arnulfo era todo lo contrario, o sea, todo un “come curas” y tuvo una hija, María del Carmen Pérez H Castillo, quien fue una gran Magistrada en Tribunales Colegiados casi hasta su muerte a fines de 2009 y estuvo un tiempo en la Suprema Corte de Justicia de la Nación en los años 70.

La anécdota, para no aburrir mas, viene a cuento porque pese a que Pascual Ortíz Rubio era político, estudió Topografía y en lo que se iniciaba en el mundo de la política, y siendo un recién salido de la escuela de Ingeniería, estaba un día en una reunión y Don Arnulfo, le humilló…todo esto porque como se sabrá en la historia de México, era la mano derecha de Tomás Garrido quien además, gozaba de la protección, por así decirlo, del General Lázaro Cárdenas y se sentían con todo el poder del mundo (era la época de los cristeros, y tanto Tomás como Arnulfo, tenían a su mando los famosos comandos de los “Camisas Rojas”).

Al salir de aquel evento, y al ser muy conocido Arnulfo Pérez H., se tragó su orgullo Don Pascual pero eso sí…se la guardó. Y al acabarse la etapa de gloria tanto de Tomás Garrido como la de Arnulfo, Pascual Ortíz Rubio queda como Presidente de México y ahí es cuando les hizo la vida tia maría del carmen perez h castilloimposible, hasta que unos años después, éstos tuvieron que salir de México exiliados a Costa Rica, en donde falleció Arnulfo Pérez H., quien pese a todo, siguió manteniendo comunicación vía postal con mi familia, ya que recuerdo que había como dos o tres cartas de él dirigidos a mis padres allá por los años 60 y principio de los 70.

Son de esas cosas de los cambios que la da vida. Esa anécdota me la daba mi mamá, en parte, para no juzgar a otros porque no se sabe donde se terminará esa relación. Mas o menos me pasó esto con un diplomático mexicano, que me quiso perjudicar pero sin dar la cara cual cobarde…no me dejé, le regresé su jugada y a él lo congelaron un tiempo pues al ver otros que no me dejé, salieron mas quejas contra él…y yo acabé trabajando en Hamburgo y luego en Madrid, en donde él estuvo adscrito un tiempo, y un día que habla a Madrid, que tomo la llamada y me reconoció…y se quedó con el orgullo metido como supositorio, o eso supongo yo….ya que pese a querer perjudicarme, el perjudicado fue el (ya ahora es Embajador pero si que estuvo congelado casi 8 años)….pero bueno, esto es otra historia….

Nube de etiquetas