Aqui pondré opiniones mias y chistes, para alegrar la visita que hagan al blog…procurando no ofender…y cualquier opinión será mas que bienvenida.

Archivo para la Categoría "opinion"

Cuando no se cumple la Ley

Es más fácil aceptar que se hagan construcciones violando las mismas disposiciones oficiales… aquí un ejemplo en la Col. Roma Sur  (sí, lo estoy ventaneando apoyando a los vecinos)

María del Carmen Pérez H Castillo

No es para echar limón en la herida ni en la llaga… buscando algunos documentos, encontré esto sobre mi tía María del Carmen Pérez H y Castillo, hija de mi tío abuelo Dn. Arnulfo Pérez H y mi tía abuela Emilia Castillo…como muestra que sí que existía mi tía con esos apellidos. Tengo por ahí una carta que encontré… pero que la postearé más tarde porque no recuerdo donde la puse… enviada por Dn. Arnulfo a mi madre unos días antes de que se casara ella en 1960 con mi padre (no es la carta que yo conocía pero apareció otra, que es la que me refiero), enviada cuando andaba trabajando por Hermosillo, Sonora en ese año. Esto lo encontré en mi viaje relámpago que acabo de hacer a México tras accidentarse mi papá. Sólo lo posteo o publico para saber mas sobre mi tío abuelo… y para los que me han criticado e insultado en este blog, vean que no miento, y el porqué de mi interés en saber mas sobre el tío abuelo (y les reitero que no tengo ningún interés en sacarles bienes del tío ni herencias ni nada por el estilo). Lo del recorte del periódico, es cuando a mi tía la nombraron Magistrada en el Tribunal Unitario del Quinto Circuito en 1977 tras su paso veloz por la Suprema Corte de Justicia en la Cd. de México (hace casi 40 años). Anexo una foto que hice a un libro jurídico-filosófico escrito por mi tía en 1954.

Saludos, GZ

El Nuevo Trump

Tras las declaraciones hechas por Donald Trump de que no reconocerá los resultados de las elecciones en caso de perder… no sé porqué que acordé de alguien…

aji-gano

Fuiste creado por madre mexicana si…

Muy bueno también… ¿a quién no le tocó oír a su madre alguna de esta frase? (o alguna parecida)… saludos: GZ

Fuente: http://matadornetwork.com/es/12-senales-de-que-fuiste-criado-por-una-madre-mexicana/

12 Señales de que fuiste criado por una madre mexicana…

Aprendiste que “no se dice qué, se dice mande”. Probablemente una de las frases más repetidas por generaciones de madres mexicanas. Bien puede decirse en tono sutil, exigente o ser seguida de un coscorrón. Es responsable de una de las muletillas más arraigadas en nuestra cultura.

Sabes que tu buena conducta está siendo evaluada… por seres sobrenaturales. Los Reyes Magos, Santa Claus, el ratón de los dientes y demás entes paranormales siempre están observándote, SIEMPRE. No importa si falta medio año para las fiestas de Navidad o si ya terminaste de mudar dientes. Y sí eso no fuera suficiente, siempre tenemos al Coco que, aunque nadie tiene muy claro qué o quién es, desquita su ira contra los niños que no se quieren ir a dormir.

Aprendiste lo importante que es terminarse la sopa. Porque si no te terminas la sopa: no te levantas de la mesa, no hay postre, no sales a jugar, no hay tele, no vas a casa de tus primos, no hay regalo de cumpleaños y, para acabarla de chingar, no vienen los Reyes Magos. A esa tortura súmenle el recordatorio constante de los miles de niños que se están muriendo de hambre alrededor del mundo y que darían lo que fuera por tener tu sopa.

Aprendiste que a veces es necesario insultarte a ti mismo para enfatizar tu enojo. Esta es una consecuencia del florido lenguaje mexicano y su costumbre de darle un carácter de comodín a la palabra madre. No hay madre mexicana encabronada a la que no se le escape un eventual “¡Hijo de la chingada!” al calor de una discusión. Ante esta situación evita reírte… sólo atizarás el fuego.

Desarrollaste un miedo irracional al señor de la basura. Por lo menos una vez tu mamá te ofreció como regalo al señor de la basura, o al señor del gas o a cualquier inocente prestador de servicios con la fabulosa frase “¿Verdad que usted se lleva a los niños que se portan mal?”, con el consecuente regocijo de dicho personaje que siempre responde afirmativamente. ¿Cuántas ofrendas de niños malcriados no recibirá el señor de la basura en su tránsito diario por la ciudad?

Aprendiste a definir tu casa por todo lo que no es. Porque no es hotel, no es bar, no es restaurante (y te comes lo que hay) y no es un centro social. Después de todo “no te mandas solo”, “a esta casa me la respetas” y “ya harás lo que se te pegue la gana cuando tengas tu propia casa”… “y ya no quiero tener a tus amigos aquí todo el santo día ¿qué no los quieren en su casa?”

Aprendiste a curar miles de malestares con pocos recursos. No hay mal que no sucumba ante el poder del té de manzanilla, el té de bugambilia, la sal de uvas, el bicarbonato, el árnica, el mezcal, el VapoRub, un hilito rojo o la combinación de dos, tres, o todos estos elementos. Si todo falla, siempre está el “cajón de las medicinas”.  

Aprendiste quebrados antes de tus clases de matemáticas en la escuela. A todos nos ha tocado recibir una letanía que involucra los famosos “ocho cuartos”, cuyo verdadero significado y relevancia matemática parece ser dominio exclusivo de las jefas. Los ocho cuartos sirven para contrastar todo lo que, para tu mamá, son artes obscuras e indignas del espíritu humano. Qué fiesta ni que ocho cuartos, qué novia ni que ocho cuartos, qué cerveza ni que ocho cuartos, qué nintendo ni que ocho cuartos y así.

Alguna vez te mandaron por una ramita de tenme acáNo sé si las mamás modernas sigan aplicando esta finísima frase, pero a mí si me mandaron en muchas ocasiones por la dichosa ramita (siempre en resguardo de abuelos, tíos o algún otro familiar). El objetivo es deshacerse del chamaco por un rato sin que este se de cuenta que su ausencia es requerida. La operación resulta exitosa mientras el niño no repare en que nunca nadie le da la ramita.

Sabes remedios para enfermedades que no entiendes. Sabes que el mal de ojo se evita con una prenda roja o con un ojo de venado, el espanto se cura con una limpia y es muy posible que alguna de tus abuelas te haya curado de empacho jalándote endemoniadamente la piel de la espalda. Que qué es el mal de ojo… eso sí que es un misterio.

Sabes darle la vuelta a la tortilla. Voltear tortillas en un comal no es tarea fácil; implica destreza, valor, rapidez y determinación. Si muchos mexicanos lo hacen ver como si fuera cualquier cosa es porque, pese a las quemadas y reticencias, fueron bien entrenados.

Aprendiste a valorar todos los sacrificios e historias que tu mamá hizo por ti para hacerte una persona de bien y de provecho. Después de todo… “¿Quién te va a querer como te quiere tu madre?

Andanzas de un mexicano en el exterior

Hoy mi buen amigo Balo compartió este texto que encontró en la red, escrito por un mexicano anónimo… se me hizo muy interesante y lo “re-comparto” en el blog… las fotos son mías… y a ver qué opinan, pues tiene cosas para analizar. Saludos: GZ

“…No sabemos de quien es pero es muy lindo su escrito:

Un mexican@ en el extranjero

Somos muchos los que por diferentes motivos un día decidimos dejar nuestra casa, familia, amigos y amores para irnos a otra tierra a empezar de nuevo.

Gustavo 1Sin ventajas, sin enchufes, sin apoyo, sólo con la maleta llena de trapos inadecuados para el invierno, ilusiones, un título enrolladito (que sigue enrolladito y sin homologar) un paquete de tortillas y una lata de chiles en vinagre para aguantar hasta que el primer valiente se uniera o viniera a visitarnos. Un bolsillo lleno del dinero reunido durante el proceso de indecisión, y por si acaso con las groserías bien aprendidas en todos los idiomas posibles, para por lo menos saber cuándo nos estaban insultando.

Muchos quisimos tirar la toalla más de una vez y mandar a donde se merecía al ignorante de turno, agarrar el primer avión cuando no teníamos cerca a nadie que nos hiciera un caldo de pollo para pasar la gripe. Muchos gastamos todo lo que nos sobraba del sueldo en tarjetas, facturas, cibercafés, estampillas, y cuanto medio nos permitiera seguir en contacto con los que se quedaron en casa o con los otros que estaban desparramados por el mundo.

Praga 19Muchos tuvimos que auto cantarnos los cumpleaños, cenar solos en Navidad, trabajar en Año Nuevo para que el trago fuera menos amargo. Muchos nos perdimos los momentos importantes en la vida de nuestros seres queridos, no sólo la cotidianidad, sino esos memorables.

Somos los eternos ausentes en las bodas, nacimientos, graduaciones, incluso de los funerales. Nos hemos convertido en facebook – twitter – skype – whatsapp – viber – facetime – BBPIN dependientes, y eso después de haber superado la era de la ICQ – Messenger – Posta electrónica – Fax dependencia.

Hemos hecho nuevos amigos, formado una familia o hemos sido adoptados por la de otros. Nos hemos acostumbrado al frío, al trasporte público porque por estos lugares nadie da la cola, a caminar sin aferrar la cartera como si se tratara de la vida, a usar los hospitales públicos, a no dejar la luz encendida, a abrir las ventanas antes que encender el aire acondicionado, a dejar las frutas tropicales para los momentos especiales y atiborrarnos de fresas grandotas que sólo comíamos en la temporada de verano. Hemos aprendido a cruzar por donde se debe, conducir como se debe, bajar y subir donde se debe, a sentarnos en el autobús o ir apretados pero nunca chuletoncolgando en la puerta, al silencio, a los parques con los columpios puestos, a la basura en las basureros, a la radio maaaaaaala y sin humor, al acento de Los Simpson, a cargar muchas moneditas en el bolsillo y reírnos solos pensando que rompimos el cochinito.

Autosave-File vom d-lab2/3 der AgfaPhoto GmbHHemos aprendido a explicar a un carnicero cuál es el pedazo de carne que queremos para hacernos un caldo de olla, y a que nos mire raro si le encargamos manteca (o pancita). Hemos llorado amargamente cuando al caminar por una calle lejana un artista callejero toca “Cielito Lindo”. Hemos sido hormiguitas ahorradoras para organizarnos unas vacaciones en nuestra casa.

Nosotros no somos millonarios porque ganemos en dólares, euros o libras, no somos extranjeros porque tengamos doble nacionalidad, no somos sudacas, ni latinos. Somos un montón de gente que le ha echado huevos, tanto como en nuestro propio país, pero con las oportunidades que allí no nos deparaban estos años. Nosotros somos testigos del cambio porque para poder ver la totalidad de las cosas, hay que tomar distancia. Somos unos nostálgicos permanentes que añoramos el lugar donde nacimos y crecimos, pero ése, incluso como era cuando nos fuimos, no el que ya no reconocemos.

Nosotros somos esos con amigos en todo el mundo que siempre tenemos visita en casa, que cargamos y pedimos encargos, esos mismos que sufrimos paranoias nocturnas preguntándonos si nuestros seres queridos están en casa sanos y salvos, que aunque estemos pasando el peor trago de nuestras vidas siempre le decimos a nuestras madres que “estamos bien”. Nosotros somos los que hacemos reír a nuestros nuevos amigos, los que les decimos que tienen que conocer el mejor país del mundo, pero que no vayan solos. Nosotros somos los que dejamos “el barco”, sí, es verdad, pero somos mexicanos, amamos a nuestra patria, la extrañamos y siempre pensamos que aunque sea viejitos vamos a regresar. Nosotros somos los que aguantamos el aguacero solos y desde lejos…”

junto a vaca y quesos

La Reina Letizia

Vaya fotografías que compartió mi buen amigo Yuri… es increíble ver como está la hoy reina de España, Dña. Letizia Ortíz…las fotos no engañan, se nota a leguas que es anoréxica. En vez de esconderlo o ser motivo de “chismorreos” de las televisoras y dizque “conocedores” de la nota rosa, debería ella de dar el ejemplo a las adolescentes que sufren de este trastorno alimenticio, y, como bien dice Yuri, hablar de ello ya que estos desordenes alimenticios son enfermedades muy serias y deben ser tratados como tales….les recuerdo el caso de Karen Carpenter que de eso murió allá un 04 de febrero de 1983 y que por ella, es que se empezó a dar seguimiento a estos trastornos que por desgracia, no tienen cura al 100% pero del que existen ya tratamientos adecuados….se vale opinar.

leti2 leti1

No es lo mesmo…

Interesante esto que vi en la red, sobre cómo hablando el mismo idioma “Castellano”, cada país tiene sus modismos para indicar algo que es común a la vista…. espero les guste: GZ (y si, lo escribí a propósito lo de “Mesmo”)

uso del español

Ejemplos de Costa Rica:

Tapa= Boca o boquita.
Lavabo=lavamanos o lavatorio.
Perrito Caliente= Perro caliente o Hot dog
Pijo= Fresa o fresita
Judia Verde= Vainica
Bragas= bloomer o Calzon
¿Diga? =¿Alo?
Autobus= bus
Estar sin blanca= Estar sin un cinco.
Trabajo temporal= Chamba
Colega= Compa
Estupendo= Tuanis o Chiva
Palomitas= Palomitas
Camarero= Mesero
Ligar= ligar
Tonto= Maje

Ah, y hablando de Costa Rica, decir “No seas pendejo” es decir “no seas miedoso”… en México es una ofensa si se lo dices a alguien que no conoces, como diciéndole que es tonto (“tontodelculo”, besugo, palurdo, de lento aprendizaje); este es otro ejemplo de lo rico de nuestro idioma…

Nube de etiquetas