Aqui pondré opiniones mias y chistes, para alegrar la visita que hagan al blog…procurando no ofender…y cualquier opinión será mas que bienvenida.

Entradas etiquetadas como ‘reflexion’

Dos historias

Vale la pena enterarse porqué el aeropuerto de Chicago se llama O´Hare.  Saludos: GZ

Pd: Gracias a Diego de Cossío por el texto….

_____________________________

AMBAS historias son verdaderas y AMBAS valen la pena ser leídas y meditadas   

LA PRIMERA HISTORIA

Hace ya muchos años, Alphonse Gabriel (“Al”) Capone era el dueño virtual de la Ciudad de Chicago. Capone no era famoso por nada que fuere heroico. Su notoriedad consistía  en  sembrar la  incertidumbre general en la ‘ciudad de los vientos’ en todo lo relacionado con piratería, extorsión, producción ilegal y contrabando de alcohol, prostitución y asesinatos.

Capone tenía un abogado a quien apodaban “Easy Eddie”.  Y era el abogado de Capone por una buena razón.  Eddie era un buen abogado, bien preparado y astuto. De hecho, las habilidades de Eddie en el manejo de las leyes y manipulaciones legalistas procedimentales, mantuvieron a “Big Al” (el Gran Al) fuera de la cárcel mientras fue su abogado y durante casi toda su trayectoria.

Para mostrar su aprecio, Capone le pagaba muy buen a Eddie.  No sólo con abultados cheques, sino que Eddie gozaba de comisiones y de beneficios especiales también. Por ejemplo, él y su familia ocupaban una mansión cercada con muralla en todo su perímetro, contaba con un tren de sirvientes de todo tipo y tenía todas las comodidades más modernas a la época. La mansión era tan grande que ocupaba toda una manzana de la zona residencial más prestigiosa de la Ciudad de Chicago.

Eddie vivía la gran vida de la Mafia de Chicago y le prestaba poca o ninguna consideración a las atrocidades que sucedían a su alrededor. Pero Eddie tenía una gran debilidad.  Su ‘talón de Aquiles’.  Eddie tenía un hijo al que amaba entrañablemente.  Así que Eddie estaba siempre muy pendiente de que no le faltara nada a su joven hijo: ropas, automóviles, lujos, y una buena educación en prestigiosos colegios. 

 Nada era suficientemente bueno para el hijo de Eddie.  El dinero no era obstáculo. Sin embargo, a pesar de su relación con el crimen organizado, Eddie hizo esfuerzos en enseñarle a su hijo la diferencia entre el bien y el mal.  Simplemente, Eddie deseaba que su hijo fuera un mejor hombre que él. Desafortunadamente, con toda su fortuna e influencia, había dos cosas que Eddie no le podía dar a su hijo: un buen nombre, ni un buen ejemplo.  Ello lo impulsó a encontrarse en una encrucijada en su vida y así, un día, Easy Eddie se enfrentó con una terrible decisión.  Easy Eddie deseaba rectificar todo el mal que había hecho. Con absoluta determinación, Easy Eddie decidió que cooperaría con las 
 autoridades y decir toda la verdad sobre la organización de Al “Cara Cortada” Capone, tratando así de limpiar su nombre manchado, y ofrecerle a su hijo alguna semblanza de lo que significaba la integridad.  Para hacer esto, Easy Eddie tendría que ser testigo ante los Tribunales en contra de La Mafia, y él sabía perfectamente bien el costo que ello conllevaría. Así que Easy Eddie testificó.

Al paso de un año, la vida de Easy Eddie terminó en una ráfaga de disparos y ametralladoras en una solitaria calle de Chicago.  Pero ante sus ojos, como ya lo había comentado ante amigos, él le había dado a su hijo el regalo más grande que él podía ofrecer, y estaba dispuesto a pagar el más alto precio, lo cual en efecto sucedió. La policía removió el cuerpo de Eddie y en sus bolsillos encontraron un rosario, un crucifijo, un medallón religioso (probablemente de La Virgen María o de algún Santo) y un poema impreso pegado con un clip tomado de una revista.

El poema decía así:

 Al reloj de la vida se le da cuerda sólo una vez
 Y a ningún hombre le está dado saber
 Cuándo las manillas habrán de detenerse
 En cualquier temprana o dilatada hora

 El ahora es el único tiempo que te pertenece
 Vive, ama, lucha con un propósito
 No confíes tu fe al tiempo
 Pues el reloj puede pronto detenerse
 
LA SEGUNDA HISTORIA

La II Guerra Mundial produjo muchos héroes. Uno de ellos fue el Lieutenant Comander (Teniente Comandante)Butch O’Hare.  Era un piloto de caza, entre los más expertos, asignado al portaviones Lexington, nave madre de la flota del Pacifico Sur de Los Estados Unidos. Un día su escuadrón completo fue enviado de emergencia a cumplir una misión y debieron despegar del portaviones con urgencia. Pero después de encontrarse en vuelo en formación, Butch miró a su medidor de combustible y se dio cuenta que habían fallado en llenarle el tanque completo de su avión. Butch no tendría combustible suficiente para completar la misión y regresar al portaviones.

Butch reportó su situación a su jefe del escuadrón quien le ordenó regresar al portaviones.  Con mucho pesar, Butch se salió de formación y se dirigió de regreso a la flota que navegaba por el Pacifico Sur comandada por su portaviones. Pero mientras regresaba a su nave madre, se dio cuenta de algo que le heló la sangre: un escuadrón completo de cazas Japonés se dirigía a toda velocidad hacia la flota Americana. Los cazas Americanos habían ya salido a otra misión dejando a su flota completamente indefensa. A Butch no le daba tiempo de regresarse y alcanzar al escuadrón de cuya formación había salido y llegar a tiempo para defender y salvar a la flota.  Pero se dio cuenta además que tampoco tenía tiempo de llegar o aproximarse a la flota lo suficientemente para avisarles del ataque Japonés que se avecinaba.

No había salida, solo le quedaba intentar desviar al escuadrón Japonés para alejarlos de la flota. Dejando de lado todo pensamiento de seguridad personal, Butch se enfiló de lo alto en picada hacia la formación de los aviones Japoneses. Activó sus ametralladoras Calibre 50 montadas en sus alas y comenzó a disparar alocadamente mientras cargaba directamente hacia la formación japonesa. Así logró derribar a un primer enemigo sorprendido y otro más y otro más.  Butch se desplazaba con mucha agilidad entre el escuadrón Japonés desconcertado  al que ya lo había hecho romper formación y continuaba disparando tanto como pudiera a tantos aviones japoneses como les fuere posible hasta que sus municiones se agotaron.

Aun así, sin temor alguno, Butch continuó en el asalto.  Se enfilaba hacia los aviones tratando de tocar las alas o sus colas con la esperanza de dañar tantos aviones enemigos como le fuere posible de manera de que les imposibilitara volar y tuvieren que aterrizar forzosamente al mar o simplemente retirarse. Así, finalmente, el exasperado escuadrón Japonés se dirigió en otra dirección a un momento, seguramente producto de la orden de su comandante ante la inmensa confusión reinante.

Muy aliviado, Butch O’Hare y su estropeado avión caza se dirigió accidentado de regreso a su portaviones.  Butch había sobrevivido. Al aterrizar, reportó lo sucedido y relató los eventos que había tenido que enfrentar a su regreso después de haber salido de su formación. Las películas montadas en las ametralladoras corroboraron su historia. Demostraron a qué extremo Butch llevó su coraje para proteger a su flota.  Butch había – de hecho – derribado cinco aviones enemigos y 
 otros tantos no derribados por el habían aterrizado forzosamente al mar.  Estas películas son todavía famosas. Todo esto sucedió el 20 de Febrero del año 1942, y por esta acción, Butch llegó a ser el primer As de la Naval de la II Guerra Mundial, y el primer Piloto Naval en concedérsele la Medalla de Honor del Congreso de Los Estados Unidos.

Un año mas tarde, Butch pereció en combate aéreo a la edad de 29 años. Su ciudad natal de Chicago no permitiría la memoria de este héroe de la II Guerra Mundial se desvaneciera. Y así es que hoy, el Aeropuerto de  O’Hare de Chicago se llama precisamente así en tributo y honor a este gran joven héroe norteamericano. De manera que la próxima vez que te encuentres en O’Hare International, dedícale un momento a meditar sobre el heroísmo representado en ese nombre dado al Aeropuerto y tómate e tiempo de visitar el monumento Memorial con la estatua de Butch O’Hare y su Medalla de Honor del Congreso, que se encuentran entre los Terminales 1 y 2.

Así que… ¿Qué tienen que ver estas dos historias entre sí? ¿Cómo se relacionan la una con la otra?

Butch O’Hare era el hijo de “Easy Eddie”

El extraño

EL EXTRAÑO 

Unos cuantos años después que yo naciera, mi padre conoció a un extraño, recién llegado a nuestra pequeña población. Desde el principio, mi padre quedó fascinado con este encantador personaje, y enseguida lo invitó a que viviera con nuestra familia.

El extraño aceptó y desde entonces ha estado con nosotros. 
Mientras yo crecía, nunca pregunté su lugar en mi familia; en mi mente joven ya tenía un lugar muy especial.
Mis padres eran instructores complementarios: 
Mi mamá me enseñó lo que era bueno y lo que era malo y mi papá me enseñó a obedecer. 
Pero el extraño era nuestro narrador.
Nos mantenía hechizados por horas con aventuras, misterios y comedias. 
El siempre tenía respuestas para cualquier cosa que quisiéramos saber de política, historia o ciencia. 
¡Conocía todo lo del pasado, del presente y hasta podía predecir el futuro! 
Llevó a mi familia al primer partido de fútbol. 
Me hacia reír, y me hacía llorar. 
El extraño nunca paraba de hablar, pero a mi padre no le importaba. 

A veces, mi mamá se levantaba temprano y callada, mientras que el resto de nosotros estábamos pendientes para escuchar lo que tenía que decir,pero ella se iba a la cocina para tener paz y tranquilidad. (Ahora me pregunto si ella habra rogado alguna vez, para que el extraño se fuera.) 

Mi padre dirigió nuestro hogar con ciertas convicciones morales, pero el extraño nunca se sentía obligado para honrarlas. Las blasfemias, las malas palabras, por ejemplo, no se permitían en nuestra casa… Ni por parte de nosotros, ni de nuestros amigos o de cualquiera que nos visitase.Sin embargo, nuestro visitante de largo plazo, lograba sin problemas usar su lenguaje inapropiado que a veces quemaba mis oídos y que hacia que papá se retorciera y mi madre se ruborizara. 

Mi papá nunca nos dio permiso para tomar alcohol. Pero el extraño nos animó a intentarlo y a hacerlo regularmente. 
Hizo que los cigarrillos parecieran frescos e inofensivos, y que los cigarros y las pipas se vieran distinguidas. 
Hablaba libremente (quizás demasiado) sobre sexo.Sus comentarios eran a veces evidentes, otras sugestivos, y generalmente vergonzosos. 

Ahora sé que mis conceptos sobre relaciones fueron influenciados fuertemente durante mi adolescencia por el extraño. 
Repetidas veces lo criticaron, mas nunca hizo caso a los valores de mis padres, aun así, permanecio en nuestro hogar. 

Han pasado más de cincuenta años desde que el extraño se mudó con nuestra familia. Desde entonces ha cambiado mucho; ya no es tan fascinante como era al principio. 

No obstante, si hoy usted pudiera entrar en la guarida de mis padres, todavía lo encontraría sentado en su esquina, esperando por si alguien quiere escuchar sus charlas o dedicar su tiempo libre a hacerle compañía… 

¿Su nombre? 
Nosotros lo llamamos Televisor…

Nota

Se requiere que este artículo sea leído en cada hogar . 
¡Ahora tiene una esposa que se llama Computadora
 
y un hijo que se llama Celular!

Reflexión…

Esto se dice que realmente sucedió en un vuelo de la compañia British Airways , entre Johanesburgo y Londres.

Una señora blanca, de cerca de 50 años, se sienta junto a un negro. Visiblemente molesta llama a la azafata.

La azafata: ‘¿cual es su problema señora?’

La señora: ‘pero, es que no lo ve? me han puesto al lado de un negro!!, y no soporto estar junto a uno de estos seres tan desagradables, así me ubíquenme en otro lugar, por favor’

La azafata: ‘cálmese, casi todo los puestos de este vuelo están ocupados, pero iré a ver si hay algun asiento libre’ La azafata se aleja y retorna luego de algunos minutos: ‘señora, tal y como pensaba, no hay ningún puesto libre en clase económica. He hablado con el comandante que me ha confirmado que no hay tampoco puestos libres en la clase ejecutiva, pero todavía tenemos un puesto libre en primera clase’ Y antes que la señora pudiera hacer el más mínimo comentario, la azafata continuó: ‘Es completamente inusual en nuestra compañía permitir a un pasajero de clase económica sentarse en primera clase, pero vista la circunstancia el Comandante piensa que sería escandaloso obligar a alguien a sentarse al lado de una persona así de repugnante…’

La azafata se da vuelta hacia la persona de color y le dice: ‘Así que, señor, si lo desea, tome su equipaje de mano, que lo espera un asiento en primera clase…’ Todos los pasajeros asombrados que veían esta escena, se levantaron y comenzaron a aplaudir….

Queridos hermanos blancos:

cuando nací, era negro
cuando crecí, era negro
cuando voy al sol, soy negro
cuando tengo miedo, soy negro
cuando estoy enfermo, soy negro
cuando muera, seré negro

mientras tú, hombre blanco:

cuando naciste, eras rosado
cuando creciste, eras blanco
cuando tomas al sol, te pones rojo
cuando hace frío, te pones azul
cuando tienes miedo, te pones verde
cuando estás enfermo, te pones amarillo
cuando mueras, serás gris

y después de todo esto, ¿¿eres tan cara dura de llamarme hombre de color??

Si luchas contra el racismo, puedes copiar esto y mandarlo como mensaje a todos tus amigos.

La sabiduría de los años

En otras palabras….Vejez Vs. Juventud….saludos: GZ

Un viejo tenía un lago en su finca

Después de mucho tiempo, decide ir a ver si estaba todo en orden. Tomó un cesto para aprovechar el paseo y traer unas frutas por el camino. Al aproximarse al lago, escucho voces animadas Vio un grupo de mujeres bañándose, completamente desnudas.

Al verlo todas se fueron a la parte más honda del lago, manteniendo solamente la cabeza fuera del agua. Una de las mujeres gritó:  – No saldremos mientras usted no se aleje!

El viejo respondió:  -Yo no vengo hasta aquí para verlas nadar o salir desnudas del lago! Levantando el cesto, les dijo:  -He venido para alimentar al cocodrilo….

¡¡¡Y que se salen en chinga!!!!

Moraleja: Edad, experiencia y oficio, siempre triunfarán sobre la juventud y el entusiasmo….

Reflexiones

Espero les guste esto que me compartió un primo. Saludos: GZ

 
“Estimados amigos y amigas:

Esta reflexion es del Filósofo Holandés de nombre Baruch de Spinoza (también Baruj de Spinoza ó Benedictus de Spinoza ó Bento de Espinos). Nació en Amsterdam, el 24 de noviembre de 1632 y murió en La Haya el  21 de febrero de 1677. Filósofo holandés, de origen sefardí portugués, heredero crítico del cartesianismo, considerado uno de los tres grandes racionalistas de la filosofía del siglo XVII,  junto con el francés René Descartes y el alemán Gottfried Leibniz.

El verdadero Dios diría esto…

¡Deja ya de estar rezando y dándote golpes en el pecho! 
Lo que quiero que hagas es que salgas al mundo a disfrutar de tu vida. Quiero que goces, que cantes, que te diviertas y que disfrutes de todo lo que he hecho para ti.

¡Deja ya de ir a esos templos lúgubres, obscuros y fríos que tú mismo construiste y que dices que son mi casa!. Mi casa está en las montañas, en los bosques, los ríos, los lagos, las playas. Ahí es donde vivo y ahí expreso mi amor por ti. 

Deja ya de culparme de tu vida miserable; yo nunca te dije que había nada mal en ti o que eras un pecador, o que tu sexualidad  fuera algo malo. El sexo es un regalo que te he dado y con el que puedes expresar tu amor, tu éxtasis, tu alegría. Así que no me culpes a mí por todo lo que te han hecho creer.

Deja ya de estar leyendo supuestas escrituras sagradas que nada tienen que ver conmigo. Si no puedes leerme en un amanecer, en un paisaje, en la mirada de tus amigos, en los ojos de tu hijito…¡No me encontrarás en ningún libro!

Confía en mí y deja de pedirme. 
¿Me vas a decir a mí como hacer mi  trabajo? Deja de tenerme tanto miedo.
Yo no te juzgo, ni te critico, ni me enojo, ni me molesto, ni castigo. Yo soy puro amor. Deja de pedirme perdón, no hay nada que perdonar. Si yo te hice… yo te llené de pasiones, de limitaciones, de placeres,
de sentimientos, de necesidades, de incoherencias…  de libre albedrío.
¿Cómo puedo culparte si respondes a algo que yo puse en ti? ¿Cómo puedo castigarte por ser como eres, si yo soy el que te hice? ¿Crees que podría yo crear un lugar para quemar a todos mis hijos que se porten mal, por el resto de la eternidad? ¿Qué clase de dios loco puede hacer eso? Ni tu castigarías eternamente a uno de tus hijos, ¿Acaso eres mejor que yo?

Olvídate de cualquier tipo de mandamientos, dogmas y de cualquier tipo de leyes; 
esas son artimañas para manipularte, para controlarte, que sólo crean culpa en ti. Respeta a tus semejantes y no hagas lo que no quieras para tí. Lo único que te pido es que pongas atención en tu vida, que tu estado de alerta sea tu guía.

Amado mío, esta vida no es una prueba, ni un escalón, 
ni un paso en el camino, ni un ensayo, ni un preludio hacia el paraíso. Esta vida es lo único que tienes por ahora y lo único que necesitas.
Te he hecho absolutamente libre, no hay premios ni castigos, no hay pecados ni virtudes, nadie lleva un marcador, nadie lleva un registro. Eres absolutamente libre para crear en tu vida un cielo o un infierno. Vive como si esta fuera tu única oportunidad de disfrutar, de amar, de existir.
Así, si no hay nada, pues habrás disfrutado de la oportunidad que te di. Y si lo hay, ten por seguro que no te voy a preguntar si te portaste bien o mal, te voy a preguntar ¿Te gustó?… ¿Te divertiste?… ¿Qué fue lo que más disfrutaste? ¿Que aprendiste?…¿Amaste?… ¿Te amaron?…No te voy a juzgar, castigar ni premiar.
Deja de creer en mí; creer es suponer, adivinar, imaginar. Yo no quiero que creas en mí, quiero que me sientas en ti. Quiero que me sientas en ti cuando besas a tu amada, cuando arropas a tu hijita, cuando acaricias a tu perro, cuando te bañas en el mar. Yo estoy en tí y en todo lo que existe. No creas, siénteme.

Deja de alabarme, ¿Qué clase de Dios ególatra crees que soy? 
Me aburre que me alaben, me harta que me agradezcan. ¿Te sientes agradecido? Demuéstralo cuidando de ti, de tu salud, de tus relaciones, del mundo.
¿Te sientes mirado, sobrecogido?… ¡Expresa tu alegría! Esa es la forma de alabarme.

Deja de complicarte las cosas y de repetir como perico 
lo que te han enseñado acerca de mí. Lo único seguro es que estás aquí, que estás vivo, que este mundo está lleno de maravillas.  
¿Para qué necesitas más milagros? ¿Para qué tantas explicaciones? No me busques afuera, no me encontrarás. Búscame dentro… ahí estoy, latiendo en ti… “

¿Que parte del cuerpo te duele?

“EL CUERPO GRITA … LO QUE LA BOCA CALLA”

 

“La enfermedad es un conflicto entre la personalidad y el alma”.
Bach.

Muchas veces…

El resfrío “chorrea” cuando el cuerpo no llora.
El dolor de garganta “tapona” cuando no es posible comunicar las aflicciones.
El estómago arde cuando las rabias no consiguen salir.
La diabetes invade cuando la soledad duele.
El cuerpo engorda cuando la insatisfacción aprieta.
El dolor de cabeza deprime cuando las dudas aumentan.
El corazón afloja cuando el sentido de la vida parece terminar.
La alergia aparece cuando el perfeccionismo está intolerable.
Las uñas se quiebran cuando las defensas están amenazadas.
El pecho aprieta cuando el orgullo esclaviza.
La presión sube cuando el miedo aprisiona.
Las neurosis paralizan cuando el niño interior tiraniza.
La fiebre calienta cuando las defensas explotan las fronteras de la inmunidad.
Las rodillas duelen cuando tu orgullo no se doblega.
El cáncer mata cuando te cansas de “vivir”.
Y tus dolores callados? Cómo hablan en tu cuerpo?

La enfermedad no es mala, te avisa que te estas equivocando de camino.Me parece bonito compartir este mensaje:

El camino a la felicidad no es recto. Existen curvas llamadas EQUIVOCACIONES, existen semaforos llamados AMIGOS, luces de precaucion llamadas FAMILIA, y todo se logra si tienes: Una llanta de repuesto llamada DECISION, un potente motor llamado AMOR, un buen seguro llamado FE, abundante combustible llamado PACIENCIA, pero sobre todo un experto conductor llamado DIOS

REFLEXIONES DE UNA NOCHE LOCA (o de locos)

¡Dentro de nada… Nochevieja, ¿eh? ¡Qué estrés! Yo en nochevieja me siento… me siento… no sé, me siento como un toro, ¿no? Cuando llega la fiesta miro alrededor y me da la  sensación de que todo el mundo se lo está pasando bien, menos yo.

El estrés comienza con la cena. Aquello parece una prueba del Gran Prix: Tienes que llevar calzoncillos rojos, tener algo de oro para meterlo en la copa,preparar las doce uvas…  Y contarlas varias veces, porque, como son todas iguales, te equivocas:

– Una, dos, tres, cuatro… una, dos, tres, cuatro, cinco, seis… Esta pocha ya la he  contado… Una, dos… siete, ocho… ¡Joder, las doce menos veinte! ¡Chavalín, trae el  Rotring, que las voy a numerar, como en el Bingo!

Y tu madre: – ¿Queréis venir, que se enfrían las gambas?

Que esa es otra: te tienes que comer todo lo que está en la mesa… Y antes de las doce!; que, con las prisas, más que pelar gambas, parece que estás desactivando una bomba. – ¡Coño, las doce menos diez! ¡Mamá, no me da tiempo: hazme un sándwich con el cochinillo, que ya está terminando Cruz y Raya! Y no eres el único que está agobiado, ¿eh? No hay más que ver la tele.

Allí están Ana  Obregón y Ramón García, explicando a toda España como funciona un  reloj. Acojonados por si  se equivocan:

– Cuando la aguja pequeña esté en las doce y la grande también.. serán las doce.

¡Coño, como todas las noches!

– Y entonces bajará la bola y… luego vienen los cuartos, ¡no vayan a empezar a comerse  las uvas, ¿eh? Vamos a ver: ¿por qué nos explican mil veces que nos comamos las uvas  en los cuartos y  nadie nos explica por qué coño tiene que bajar una bola? ¿Qué clase de reloj es ése?

Cuando por fin llegan las doce, en toda España se oye lo mismo:
Cla, cla, cla, cla… <> > es la bola>>: cla, cla, cla… Din-don…

– ¡Ah no, que son los cuartos!

Din-don…

– ¡Escupid que son los cuartos!

Din-don…

– Pfbbbbbbbb.. . ¿qué son qué?

Din-don…

– Los cuartos…

Ton…

– ¡Ahora, ahora!

Ton…

– ¡Una!

– ¡Que no, que vamos por la segunda!

Ton…

– Pues me meto dos…

Ton…

– Seis…

– ¿Cómo que seis?

Ton…

– A mí ya no me caben más, ¿eh?

Ton..

-¡Eh!, ¡deja mis uvas, cabrón!

Ton…

– ¡Es que se me ha caído una al suelo!

Ton…

– Bgrfds…

Ton…

– Bggggdffffff. ..

Ton…

– A mí ya no me quedan…

Ton…

– Bgggggdffffff. …

– ¡Pues a mí me sobran cuatro!

Ton…

– Bfgggggggg, grounfffffff. ..

Y cuando acaban, toda la familia con la boca llena de babas, a darse besos:

– Feliz año, eeeeeeeeeh, felicidades, grfdddfd…

Y suena el teléfono: ¡riiiiiiiiiing!

– ¡Pero coño! ¿Ya están llamando? ¿No se pueden esperar?

– Pues a mí todavía me sobran dos…

– ¡Champán, que alguien abra el Champán!

Pero, bueno, ¿a vosotros os parece lógico empezar el año así?

¡Qué estrés, de verdad!

Pero como es Nochevieja.. . tienes la obligación de divertirte. Así que después te vas a un fiestorro a un sitio en el que, si caben mil personas, el dueño ha decidido meter a cinco mil doscientas. ¡Muy bien! ¡Cuatro mil doscientas más de las que caben! ¡Quédate en la calle si te apetece, con la pelona que está cayendo!

Así que entras. Lo bueno que tiene ir a un sitio así es que te puede pasar cualquier cosa. A mí el año pasado me ocurrió de todo. Yo estaba tan tranquilo,tomá ndome mi cubatita de garrafón, cuando de repente un tío me cogió por detrás y me dijo:

– ¡¡¡¡COOOOOOOOONGAAAAA! !!!!

Y, claro, que vas a hacer, pues te pones a bailar… ¡Eso te lo hace un tío en el autobús y le partes la cara! ¡Pero como es Nochevieja.. . ! ¡Pues hala! Y de repente te das la vuelta y llevas cien personas enganchadas a tu culo. ¡A ver como escapas de ésta! Porque una conga es como una secta: entrar es muy fácil pero salir es muy jodido. Porque en el garito hay como doce congas girando a toda pastilla…

Bueno, pues iba yo conduciendo mi conga… por mi derecha, cuando, de pronto, me veo venir en dirección contraria una conga suicida acojonante conducida por un gordo con casco de vikingo. Yo le iba a hacer ráfagas, pero como las congas no llevan ni luces ni nada… pues, para evitar la colisión, di un giro brusco a la derecha… ¡Y me tragué entera una columna de espejitos! ¡Siniestro total!

Doce heridos leves y una columna de espejitos destrozada. Y yo, con una ceja abierta tirado en el suelo pensaba: cagao! Y en ésas, me desmayé. Al despertar estaba en la sala de urgencias, rodeado por todos los de mi conga. Algunos todavía no se habían esenganchado; habían venido corriendo detrás de la ambulancia.

Bueno, las urgencias en Nochevieja, hay que vivirlas. Si en la sala caben cincuenta personas, el dueño ha metido a ciento cincuenta… Como el de la discoteca. Y como allí también es Nochevieja, el camillero lleva un gorrito de moro, la enfermera un collar de hawaiana y el que te cose la ceja unos dientes de Drácula, ¡que te da una confianza… ! El tío te dice:

– ¿Qué ha sido? ¿Con una moto?
– No, con una conga.
– ¡Ay!, si es que van como locos con las congas…
Cuando salí de allí me quería ir a mi casa, pero como era Nochevieja, acabé a las ocho de la mañana con la ceja grapada en un bareto…
– Oiga, póngame un chocolate con churros.
– Pues sólo nos queda Nesquick y algunos dónuses… Es que los últimos churros se los han tomado los de una conga, ¡traían un cachondeo… ! Había un gordo que llevaba un casco de vikingo… ¡No le digo más! Y es lo que yo le digo a los clientes: si no disfrutas en Nochevieja, ¿Cuándo vas a disfrutar

Pd: Gracias al buen Tonet por este texto……

Nube de etiquetas