Aqui pondré opiniones mias y chistes, para alegrar la visita que hagan al blog…procurando no ofender…y cualquier opinión será mas que bienvenida.

Algo de humor

UN BUEN CATÓLICO

Un hombre mayor, italiano, que vivía en las afueras de Nápoles, fué a la iglesia local a confesarse.
Cuando el sacerdote abrió el tablero del confesionario, el hombre dijo:
– Padre… Durante la Segunda Guerra Mundial , una mujer bonita golpeó a mi puerta y me pidió que la escondiera del enemigo. Así que yo la escondí en mi altillo.
– ¡Esa fué una cosa maravillosa que has hecho, hijo -contestó el sacerdote- No tienes la necesidad de confesar eso.
– No Padre, es que ella empezó a agradecerme con favores sexuales.
– Estando en gran peligro y bajo esas circunstancias, dos personas
pueden ser muy tentadas a actuar así. Pero si lo sientes verdaderamente, estás perdonado de hecho.
– Gracias, Padre. Esa es una gran carga que le saca a mi alma. Pero tengo una duda más.
– ¿Y cuál es, hijo?
– 
¿Cree Ud. que debería decirle que la guerra ha terminado?

MILAGRO

Un anciano entra al confesionario y dice al cura:
– Padre, tengo 80 años, estoy casado, tengo cuatro hijos y 11 nietos, y anoche tuve una aventura. Hice el amor a dos chicas de 21 años. A las dos. Dos veces.
– Bueno, hijo mío, ¿Cuál fue la última vez que te has confesado?
– Nunca padre, soy judío.
– Entonces, ¿Por qué me estas confesando esto?
– ¿Confesando, padre? ¡Se lo estoy contando a todo el mundo!!!!

GREGORIO EL SEMENTAL

Una mujer en el confesionario:
– Padre, hoy he conocido a Gregorio, y hemos estado haciendo el amor hasta el atardecer.
– Pues en penitencia, rezas tres padrenuestros y dejas 20 dólares de limosna.

Más tarde otra mujer:
– Padre, hoy he conocido a Gregorio, y hemos estado haciendo el amor hasta el amanecer.
– Pues en penitencia, rezas 10 padrenuestros, y echas 30 dólares de limosna.

Más tarde otra nueva mujer:
– Padre, hoy he conocido a Gregorio, y hemos estado haciendo el amor todo el día.
– ¡Pero esto no puede ser!, rezas 20 padrenuestros y echas 50 dólares de limosna.

Más tarde:
– Padre…
– Sí, tu también has conocido a Gregorio y habías estado haciendo el amor…
– No, padre. Yo soy Gregorio… O vamos a medias en la limosna, o me llevo a todas las mujeres a otra parroquia.

Ascenso


En el Ministerio de Defensa había un General de Brigada que estaba loco por una hermosa Capitán.
Se acerca a ella y le dice:
– Mañana me ascienden a General de División, y voy a tener a mi cargo el mando de personal.
Si accedes a hacer el amor conmigo, te asciendo inmediatamente.
La Capitán le contesta que sí, y cuando ya estaban en la cama, en pleno acto, ella le pregunta:
– ¿A qué grado me va a ascender, mi General?
El General le responde:
– A Cabo Primero.
– ¡¡¡Cómo que a Cabo Primero, si yo ya soy Capitán!!!
– 
¡No, mujer!, que acabo primero y después hablamos…

La Monja y el Cura


– Pepito: ¿Qué era tu papá antes de casarse?
– Era Cura, señorita.
– Y tu mamá?
– Era monja, señorita.
– Entonces colgaron los hábitos?
– 
No señorita, sólo se los subieron un poco
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: