Aqui pondré opiniones mias y chistes, para alegrar la visita que hagan al blog…procurando no ofender…y cualquier opinión será mas que bienvenida.

Un hombre estaba acostado en su cama, en estado terminal, le quedaban pocas horas de vida.

De repente huele el aroma de los tamales recién hechos, calientitos. Para el no había nada mejor en el mundo que los tamales de su mujer Chepa. Haciendo un esfuerzo sobrehumano, baja las escaleras y, dirigiéndose al comedor, empieza a percibir el vapor que lleva el aroma a masa de maíz, carne de puerco y de pollo que desde la cocina emanaba. Llega hasta la mesa de madera donde se encontraban extendidos los suculentos tamales y toma uno, viendo que sus esfuerzos habían valido la pena, cuando, repentinamente,  siente un fuerte golpe en la cabeza que merma sus facultades y lo hace presa de la debilidad en sus piernas.

Tratando de no desplomarse al suelo hace por voltear la vista, alcanza a ver a su mujer con un cucharón de hierro en la mano, diciéndole: – Ni se te ocurra pendejo, ¡¡¡que son pal velorio!!!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: