Aqui pondré opiniones mias y chistes, para alegrar la visita que hagan al blog…procurando no ofender…y cualquier opinión será mas que bienvenida.

Anexo a esta entrada, columna realizada por Pablo Hiriart, del periódico Excelsior…..dice todo y muy claro. Saludos: GZ
 


Vida nacional

14/05/08

Pablo Hiriart

Las cosas por su nombre

Si al que roba le debemos llamar ladrón, ¿cómo hay que llamar a los que mienten?

La propaganda que el Partido de la Revolución Democrática tiene al aire en medios electrónicos es abiertamente mentirosa. Hace poco, los partidos políticos, con el apoyo entusiasta del PRD, aprobaron una temeridad legal que impide la “propaganda negativa”. Esto es, si algún partido exagera o exhibe los rasgos más oscuros del adversario, el Instituto Federal Electoral (IFE) debe ordenar que esa propaganda se retire del aire y aplicar una sanción al que haya cometido esa falta. Como ya va siendo costumbre, en México las leyes se hacen para los débiles o los que se dejan. Y como el PRD no es débil ni se deja, para ellos la ley no aplica. Así parece darlo por sentado hasta el IFE.

Decíamos que ese partido tiene al aire una campaña que señala que nuestros abuelos pagaron la expropiación petrolera con sus ahorros, alhajas y bienes: “El petróleo es nuestra herencia, y nadie, ni el gobierno, tiene derecho a venderlo ni a privatizarlo”. ¿Cómo que nadie tiene derecho a venderlo? ¿Qué hacemos entonces con el petróleo si no tenemos derecho a venderlo? ¿Nos lo vamos a tomar en un licuado de chapopote de aquí a la eternidad? La falacia en que se incurre no es porque los publicistas del PRD sean ignorantes o “ridículos”, como dijo el presidente Calderón.

Mienten por perversidad. Quieren desvirtuar la iniciativa con una mentira escandalosa, al decir por radio y televisión que “nadie, ni el gobierno, tiene derecho a venderlo (el petróleo) ni a privatizarlo”. Contra ese tipo de anuncios legislaron el año pasado y festejaron con bombo y platillos casi todos los partidos políticos. Y ahora los perredistas violan la ley, que ellos hicieron, con resuelta displicencia. Lo hacen así porque saben que no los van a sancionar.

El mensaje que mandan es que tienen derecho a mentir con propaganda negra, pues el IFE, con ellos, se hace de la vista gorda. Y tratan a la población como a párvulos a quienes hay que engañar para que obedezcan al profesor, porque de lo contrario va a venir el coco y se va a llevar el petróleo. ¿Para eso querían 90 días de debate, por radio y televisión? ¿Para mentir de forma pueril? ¿Nada más para engañar? Dicen que nadie, ni el gobierno, tiene derecho a privatizar el petróleo.

Suena terrible eso de “privatizar el petróleo”. Pero venderlo es el negocio de Pemex, ¿o no? Hay que extraerlo al menor costo y venderlo lo más caro posible. ¿A quién le vamos a vender el petróleo? A empresas privadas, nacionales y extranjeras, a empresas estatales de cualquier parte del mundo, y al que pague un mejor precio por el barril. Eso es privatizar el petróleo: venderlo al mejor postor. Lo que no hay que privatizar es la renta petrolera, que es la diferencia entre el costo de la exploración y la posterior extracción de un barril de petróleo, y el precio de venta en el mercado.

Así está en la iniciativa. La renta petrolera no se toca. Todo lo contrario, se hace más grande al realizarse una serie de ahorros en transporte, exploración de yacimientos en aguas profundas y producción de gasolinas. Al transportar petrolíferos en ductos que construya el sector privado, y no en pipas, Pemex ahorra dinero y la renta petrolera se optimiza para el país. Al permitir que el sector privado construya refinerías en México, para maquilar a Pemex, el país ahorra al disminuir la compra de gasolina en el extranjero y, con eso, se evita la fuga de divisas de la renta petrolera. Al encargar a compañías privadas algunas labores de exploración y pagarles según rendimientos, el país se ahorra el gasto en contratos en los cuales da lo mismo si tienen éxito o no las tareas encomendadas. Eso es, precisamente, optimizar la renta petrolera. Tampoco se privatizan los activos de Pemex. No hay una sola plataforma en venta. Ni oficinas ni complejos petroquímicos.

¿Dónde está la privatización? En la perversidad propagandística de un partido. Mentirosos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: